La Vall d´En Bas por el Grau d´Olot

La Vall d´En Bas por el Grau d´Olot

descripción Visitar La Vall d´En Bas por el Grau d´Olot

Situación Els Hostalets d´En Bas, La Garrotxa, Catalunya, España

Fácil Fácil




Dificultad Dificultad: Baja.

Distancia Total Distancia Total: 15, 78 Kms.

Altitud_Máxima Altitud Máxima: 958 mts.

Altitud_Minima Altitud Mínima: 591 mts.

Desnivel Desnivel Acumulado: 692 mts.

Tiempo Total Tiempo Total: 5 h. 42 min.

Punto de Salida Punto de Salida: Els Hostalets d´En Bas.

Punto de Llegada Punto de Llegada: Els Hostalets d´En Bas.


Ficha Técnica de la Ruta: ¿Qué es el índice IBP?

 
Ruta fácil, salvo una subida inicial, bien señalizada por una marca amarilla.

Comienza en el pueblo de Els Hostalets d´En Bas (Garrotxa). Dejaremos el coche en el parking a la entrada del pueblo e iremos caminando por el carrer Teixeda, calle principal del pueblo, hasta llegar a la iglesia. Giraremos a la izquierda y enseguida empezaremos a ver las señales del Camí Ral de Vic a Olot, por donde discurrirá gran parte de esta ruta. Pasaremos por L´Aubert y nos desviaremos ligeramente para visitar la ermita de Sant Simplici. Volveremos por nuestros pasos para seguir dirección El Molí Vell. A partir de aquí comienza una moderada pero constante subida hasta llegar a la Font de les Marrades. Pasando antes por La Mina dels Bandolers. A partir de la Font comienza el Grau de Olot, formidable obra de ingeniería de la época (s,XVIII) para hacer el sendero transitable. Continuaremos hasta el Hostal del Grau, final de la subida. Seguiremos hasta el pueblo de Sant Pere de Falgars. Un poco antes de llegar podremos ver a nuestra derecha el gran salto de la Coromina. Continuaremos el sendero siguiendo las marcas amarillas hasta llegar a la ermita de Sant Miquel de Castelló (950 mts)donde podremos admirar una magnífica panorámica del La Vall d´En Bas, con Sant Esteve y Hostalets en el centro. A partir de aquí el sendero se vuelve estrecho, oscuro debido a la gran vegetación y de fuerte bajada hasta llegar a Hostalets, punto de partida.

Índice MIDE ¿Qué es el MIDE?

 


 

Lo Mejor de Esta Ruta

  • La Vall d’en Bas: es un municipio de la comarca de la Garrotxa, en las Comarcas de Girona. Es la cabecera del río Fluvià, rodeado por las sierras del Corb, de San Miguel, de Lanceros y por Puigsacalm (1.515 m). Castaños, robles, encinas y hayedos son los principales árboles que se encuentran en su territorio. La economía de la Vall d’en Bas es la agricultura mayormente de secano y especialmente de maíz, el regadío consta de frutas y hortalizas. Ganadería bovina, ovina y porcina con industria relacionada de embutidos. Tiene un gran turismo residencial.
  • Ermita de Sant Simplici: La iglesia de San Simplici, o Ximplí, mantiene una sencilla estructura románica que se ha ido descaracterizando con el paso de los siglos. Está situada sobre una colina, en medio de una idílica robledal, muy cerca del pueblo de Hostalets. Tiene una estructura románica, con espadaña y ábside rectangular. Se encuentra rodeada de prados, robles y una impresionante vista de los acantilados de Falgars. De San Simplici hemos recogido una leyenda escrita por Assumpta Bayona: “De todas formas tal como me lo contaron yo os lo relataré: Mucha gente en ese tiempo pensaba o creía en brujas, duendes y aparecidos. Pues bien, en el mencionado rincón existe una capilla (por cierto, muy bien conservada) llamada San Simplicio que todavía la gente tiene mucha devoción. En aquel tiempo a dicha capilla, la gente decía que algunas noches se aparecía una luz parándose un rato como si esperara a alguien y de pronto desaparecía. Como en aquel entonces los bosques eran muy espesos, sucios y estaban muy poblados de todo tipo de bichos, los hombres de aquellas casas estaban muy apurados, ya que además de matarlos los animales también los destrozaban el cultivo y eran un peligro para las personas. Entonces los vecinos determinaron que decir una misa en San Simplicio antes de organizar una batida todos los hombres de aquel vecindario. Creo que debía de ser domingo. Estaban todos en la puerta a punto de entrar cuando de repente se aparece una luz y al mismo tiempo sienten una voz que les decía: ¿Quién me ayuda a decir la misa? Todos quedaron tan asustados que nadie osó contestar. Solo el cura dijo que él lo haría. Entraron en la capilla y comenzaron la misa. Los fieles sólo veían la casulla que se movía y sentían las oraciones. La misa transcurrió normalmente hasta después de la comunión cuando, de repente, la casulla cayó al suelo y no sintieron ni ver nada más. Aquellos hombres terminaron allí mismo la cacería yéndose cada uno en su casa sin ganas de ir a matar lobos ni zorros ni ninguna otra clase de bicho. “.
  • Sant Miquel de Castelló: es una ermita en el término municipal de la Vall d’en Bas, en la comarca de la Garrotxa, justamente encima del pueblo de Hostalets d’en Bas. Eleva sobre un contrafuerte del Serrat de San Miguel dentro de la sierra de los Lanceros, los últimos contrafuertes del noreste del macizo del Collsacabra. La panorámica que se ofrece desde el mirador de la ermita abarca toda la Vall d’en Bas, Olot y el Pirineo. A una hora de camino a pie hacia el sureste está el pueblo de Falgars, el más alto del municipio. Esta iglesia había sido la capilla del castillo de los vizcondes de Bas pero, a pesar de que la fortaleza aparece mencionada documentalmente desde el siglo XI, no se dispone todavía de ninguna noticia de que refiera el pasado histórico de su iglesia; de hecho, una única mención nos la proporcionan los nomenclátores diocesanos de finales del siglo XIV donde figura la «Capilla Sancti Michaelis de Castilione in parrochia sancti Stephani de occular». Desde 1974 el edificio está habilitado como refugio de montaña con capacidad para 20 personas, dependiendo del Grupo Excursionista y Deportivo Gerundense (GEIEG). El edificio consta de una sola nave cubierta con una bóveda de cañón copa sin ábside diferenciado y su estado actual corresponde a la restauración que se efectuó en 1947. El acceso se efectúa por la fachada suroeste que comunica con el recinto del antiguo castillo y, el único elemento que identifica el carácter de iglesia es el campanario de espadaña de un solo ojo, que destaca por encima de las cubiertas. El aparato es de pequeños sillares, muy poco desbastados, unidos con mortero de cal en hiladas que tienden a la uniformidad y que indican las formas rústicas de la arquitectura del siglo XII.

 

No te Pierdas……….

El Carril-bici que sale de Olot y que llega a Girona, Un tramo de 54 kilómetros, donde la máxima altura es precisamente el Coll d’en Bas (620 m), justo sobre el túnel de la carretera que nos lleva a Amer y Anglès . Sólo dejar el núcleo de las Presas, tras el antiguo apeadero de Codella, ya se entra en el término municipal de Vall d´en Bas, y no lo dejamos hasta después precisamente de la bajada del Coll d’en Bas. Este es precisamente, uno de los tramos más bonitos e interesantes de este carril-bici, que si no lo desea utilizar para ir en bicicleta, podéis también realizar unas tranquilas caminatas con toda la familia.

 

Sabias que……….

Buena parte de El Cami Ral que va d´Olot a Vic pasa por este municipio.

La Vall d’en Bas

EL MUNICIPIO

El municipio de la Vall d’en Bas, conforma una unidad geográfica y paisajística de primer orden. Aserrados, crestas enriscadas como las de Cabrera de los Lanceros, de Freixaneda o el Puigsacalm, rodean prados y bosques de hayas, encinas y robles hasta llegar a la llanura de Bas. Una página que posee uno de los suelos más fértiles de Cataluña.
Mientras tanto, una multitud de arroyos y riachuelos surcan la llanura vertiendo sus aguas al río Fluvià, después de que éste se haya formado al saltar de las cimas de Falgars. El valle tiene una extensión de 90,5 Km2 y rondeja los 500 metros de altura sobre el nivel del mar. El Puigsacalm y el macizo de Santa magdalena forman una de las siluetas más características del entorno. Desde sus cimas con una altura de 1.515 metros se puede disfrutar de magníficas panorámicas sobre buena parte de Cataluña.
El municipio de la Vall d’en Bas se creó en 1968 por la fusión de los antiguos municipios de Sant Esteve d’en Bas, Sant Privat d’en Bas, Joanetes y la Piña. Con la unificación se recuperaba parte de la estructura del antiguo vizcondado de Bas, y se convertía en uno de los municipios más grandes de la comarca La concentración de tierras agrarias entre los agricultores del valle -concentración parcel.lària- y la creación de la cooperativa de agricultores, a principios de los años 70, dieron un notable impulso a la actividad agrícola de la zona, y dibujaron el actual trazado de carreteras que comunican los diversos núcleos de población y vecindarios.
Pero la Vall d’en Bas también es historia, siendo tierra de remences. El municipio aún conserva la masía donde nació el caudillo de los agricultores Francisco de Verntallat. Finalmente hay que mencionar, dos núcleos catalogados como conjuntos históricos-artísticos, la Villa del Mallol, ubicada sobre un cerro y que fue durante siglos la capital administrativa del vizcondado de Bas, y el núcleo de hostalets de Bas, el cual tiene sus orígenes en unos hostales situados al pie del antiguo camino real que iba de Olot a Vic.
En definitiva, un conjunto de lugares dotados de innegable interés, donde el trato amable y hospitalario de su gente harán amena y enriquecedora su estancia a todos aquellos que nos queráis visitar.

SU HISTORIA

Aunque creado en 1968 por la unión de Sant Esteve d’en Bas, Joanetes, Sant Privat d’en Bas y la Piña, la Vall d’en Bas es un municipio impregnado de historia, que ha aportado fechas y hechos significativos en la historia de Cataluña, con personajes tan relevantes como Francisco de Verntallat, pasando por los vizcondes de Bas, hasta el general Estartús entre otros.
Pero Contar la historia del Valle de Bas es bastante complicado. Del Valle ya se tiene documentación a partir del año 904. Ante este hecho, y sabiendo que nuestra historia se remonta mucho más allá tal como lo demuestran los yacimientos arqueológicos de la Dou, Rubió o la Aubert nos centraremos básicamente a partir de la edad media y de la creación del Vizcondado de Bas. Sin embargo es interesante hacer algunas aportaciones iniciales sobre los yacimientos que os hemos comentado un poco más arriba.


Yacimiento de La Dou

El Yacimiento de la Dou, localizado por los arqueólogos de la Universidad de Girona está datado en el Neolítico, hace más de seis mil años y de hecho se puede calificar el lugar como un punto donde ya estaban los primeros agricultores del Valle de en Bas. El yacimiento ha servido a los arqueólogos para investigar el nivel de vida y trabajo que tenían nuestros antepasados, los cuales ya se dedicaban a hacer de agricultores. Chimeneas, piezas de cerámica y diversas herramientas, son algunos de los hallazgos descubiertos en este poblado.

Siglos XI y XII

.
Son de estos siglos las iglesias de Sant Marçal, Sant Genís y Lloret Salvaje. En el siglo XII se tiene noticia del mercado de Amer. A mediados del siglo XII se construye la iglesia de San Miguel, parroquia de la villa de Amer. Se amplía la iglesia del monasterio (altar de San Benito, base del campanario y actual sacristía).


Las Obras del túnel de Bracons, pusieron al descubierto en la zona de Rubió un yacimiento romano. Se trata de un área de un 1.800 metros cuadrados donde se encontraron un total de nueve pozos y quince canalizaciones, con diversas tipologías y funcionalidades. También se pudo d LES MARRADES DEL GRAU D’OLOT. UN TRAMO DEL CAMÍ RAL ENTRE VIC I OLOT. TRAM: RUPIT I PRUIT- VALL D’EN BAS

Entre los meses de agosto de 2009 y marzo de 2010 se ha llevado a cabo el proyecto de rehabilitación de las conocidas les marrades de Grau d´Olot, parte integrante y casi legendaria del camino real de Vic a Olot, en el tramo que comprende desde el Molí Vell de la Vall d’en Bas (TM Valle de En Bas, Girona) hasta el límite con la finca de la Sierra de Pruit (TM Rupit y Pruit, Osona). La intención de la restauración era la rehabilitación del antiguo camino, del que se han recuperado los empedrados originales, las estructuras de contención (muros, taludes, etc.) y los sistemas de control de el agua (puentes, desagües, cunetas, voladizos, etc), y de esta manera adecuarlo a usos lúdico deportivos, básicamente el excursionismo y la equitación. Si hasta ahora el camino real no era ni casi considerado un bien cultural catalán, el proceso de rehabilitación ha puesto de relieve que se trata de uno de los tramos de antiguos caminos mejor conservados de Cataluña y que por tanto, la actuación de la obra no podía ser puramente técnica, como si se tratara de una obra pública cualquiera, sino que había que tener cuidado de toda una serie de aspectos históricos y arqueológicos, que no se podían obviar si lo que se pretendía era poner realmente en valor el camino, para que se convierta en uno de los ejes turísticos y culturales de la Vall d’en Bas y el término de Rupit- Pruit, a medio camino entre Osona y la Garrotxa.
Así, de forma sintética, a partir de los diversos trabajos realizados, se puede concluir que:
– Les Marrades del Grau constituyen el punto de mayor interés histórico y arqueológico del antiguo camino real de Vic a Olot. El estado de conservación de muchos tramos de pavimento y de las estructuras de fábrica e ingeniería conservadas certifican esta apreciación. A todo esto hay que añadir el evidente interés paisajístico y deportivo. Por todo ello las Marrades deben ser consideradas como uno de los elementos de mayor valor dentro del ámbito de la arquitectura pública moderna de Cataluña, y protegidas institucionalmente al nivel que los corresponde.
– Les Marrades se encuentran en un enclave geográfico de alto valor estratégico desde de tiempos pretéritos, ya que permitía cruzar el Collsacabra desde la plana de Vic para descender hacia el Valle de Bas, desde donde se proseguía hacia el Valle de Bianya y Camprodon por la conocida vía del Capsacosta (antiguo camino real de Olot en Camprodon), hasta que por el Coll de Ares se cruzaba en Francia. Este itinerario se puede asimilar con el de la conocida Strata Francisca, que al igual que el camino real, partía de Vic y empezaba a enfilar el Collsacabra cruzando el puente medieval de Roda de Ter.
– Sin embargo, les Marrades del Grau no fueron el único punto de paso para cruzar los riscos de Pruit en esa zona, ya que existe (y es urgente y sugerente una intervención arqueológica) la denominada “carretera del Rey” o “Camino de Trafa”, un camino muy antiguo de características aparentemente romanas o altomedievales, tanto monumental como las Marrades del Grado, que enfila la meseta por el Coll d´Uria y llega hasta los campos de trafa del Mas Torrent, en dirección a Rupit. Pero entre los siglos XVI y XVIII se potenció el paso por el Grado, por lo que allí intervinieron los poderes públicos y en el otro no. Con todo, las dos vías estaban aún operativas a mediados del siglo XX.
– En la baja edad media se utilizaron los caminos que bajaban del Collsacabra hacia Vic para el transporte de maderas del vizcondado de Bas con destino a los astilleros reales de Barcelona. En este sentido, se ha descubierto que el 1428 el rey Alfonso el Magnánimo promovió un proyecto para construir una carretera que fuera apta para el transporte de madera en carros, con destino a los astilleros.
– Debido a la excepcional situación estratégica, el Pas del Grau ha mantenido en los siglos una importancia militar de primer orden. El verano del año 1462, durante la guerra que enfrentó la Generalitat con el rey Juan II, el caudillo remença Francisco de Verntallat se hizo fuerte en el Grau, que reparó, y mantuvo bajo su poder monte de Girona en favor del rey. A lo largo de la Edad Moderna el Grau fue pisado por ejércitos de múltiples naciones, a lo largo de todos los conflictos bélicos que sacudieron Cataluña y Europa entre los siglos XVI y XIX. Y aunque fue testigo excepcional de la retirada Republicana y la conquista Franquista de la Garrotxa invierno de 1939.
– Les Marrades que se ve actualmente fueron construidas en su mayor parte entre los años 1729 y 1731, por voluntad del corregidor de Vic José de Avilés y Iturbide, que fue el brazo ejecutor a su corregimiento de los designios de la corte y el capitán general de Cataluña, el marqués de Risburg, con respecto a la necesaria renovación de la red viaria en el Principado. Participaron en su construcción contingentes de obreros de diversas especialidades procedentes de muchos pueblos del corregimiento de Vic, tuvieran o no vinculación con el trayecto del camino real Vic-Olot.
– La intervención arqueológica no ha permitido advertir la presencia de ningún otro pavimento adoquinado por debajo de lo que se pisa actualmente, y este corresponde inequívocamente a las obras del segundo cuarto del siglo XVIII, con las lógicas refacciones y reparaciones posteriores.
– Por las características constructivas del camino y la especial dificultad en algún de sus tramos, no se puede afirmar con rotundidad que circularan carros habitualmente. Esto no quiere decir que no hubieran pasado, pero de forma puntual. El motivo de empedrar les Marrades del Grado era garantizar que a pesar de la lluvia (cuando era nieve, claro, que se agravaba el problema) se pudiera circular por él, y así garantizar el traspaso de mercancías o contingentes de soldados en momentos de urgencia.

Sant Esteve d´En Bas

Sant Esteve d´En Bas

Sant Esteve d´En Bas

El pueblo, actual capital administrativa de la Vall d’en Bas, se alza sobre una pequeña colina que domina una amplia llanura de campos de cultivo. La cordillera del Puigsacalm y las montañas de los Lanceros y de Falgars sirven de telón de fondo. Ya en el siglo XII, una aglomeración de casas se concentraban en los alrededores de la iglesia parroquial.
Al paso de los siglos, calles, pasos porticados y callejones escalonados se han ido alargando hasta el plano, dando lugar a nuevas urbanizaciones ya un dinámico sector industrial. En las cercanías del pueblo hay masías de llamada, con una configuración arquitectónica modélica, como la Calm, la Dou o la casa del Marqués Desprat. Arriba del Puig, el templo parroquial de estilo románico uno de los más relevantes de la comarca, es digno de visitar. Las primeras noticias documentadas datan de principios del siglo X. De hallazgos descubiertos en el mismo lugar se deduce que ya antes de la cristianización se podía asentar un pequeño templo pagano.


La Iglesia de Sant Esteve
La Iglesia de Sant Esteve. Ya viniendo de la carretera que nos lleva de Olot a Santa Coloma de Farners o Vic, tomamos la dirección que tomamos, nuestros ojos ven sólo de entrar en el término de San Esteban, la iglesia, magestuosa en la cima del pueblo.
Aunque de estilo románico, las principales causas de despersonalización de este estilo fueron los terremotos del siglo XV, junto con los añadidos que se fueron introduciendo en diferentes épocas, pero muy especialmente el siglo XVIII. En planta de cruz latina, exteriormente son relevantes los ábsides, asentados sobre la roca.
En su interior son notables las columnas y los capiteles historiados, especialmente el de la Virgen con figuras dentro de una orla almendrada, sostenida por cuatro ángeles. Otra pieza de valor incuestionable es el tímpano románico de Cristo Majestad, con la Virgen y San Juan haciéndole lado, fechado antes del siglo XII Una réplica de este tímpano aparece desde 1945 en el altar mayor, obra del escultor Modest Fluvià. Destaca también del mismo artista la talla de San Esteban, realizada a los veinte años. De época más reciente se pueden contemplar el Santo Cristo y San Victorián, tallas que atraen por su simplicidad y donde se observa la evolución estética del autor.

Els Hostalets d´En Bas

Els Hostalets d´En Bas

Els Hostalets d´En Bas

Alrededor de un hostal o d´hostalet, como describe el topónimo y al pie del antiguo camino real que iba de Olot a Vic se originó uno de los núcleos más pintorescos de la región. Los Hostalets desde sus inicios en el siglo XVIII, ha experimentado un crecimiento moderado y sostenido, con rasgos urbanísticos remarcables, que conservan la rusticidad original y autóctona de este lugar. Una de las imágenes más bellas y conocidas del pueblo, en el que pintores y fotógrafos lo han inmortalizado a lo largo de la historia, es la calle Teixeda. Destaca por las casas con las correspondientes eras delante, bien restauradas y alineadas una al lado de la otra. Si la visita se hace en primavera o verano, las largas balcones de madera muestran cientos de macetas con geranios y otras flores, conformando así una especie de jardín urbano de notable impacto visual. Hechos meritorios que han permitido al pueblo de Hostalets ser catalogado como conjunto histórico-artístico. Levantando la mirada en las montañas de enfrente, llaman la atención los acantilados de Falgars, presididas por la silueta de la ermita de San Miguel de Falgars o Castellón. Diferentes itinerarios nos permiten subir, desde donde domina una panorámica impresionante sobre el plan y que llega hasta la raya de mar.


Monumento a Francesc de Verntallat
Monumento a Francesc de Verntallat. Obra escultórica de Rosa Serra. Se inauguró en mayo de 1999. Mide 7,5 metros de altura y se realizó con piedra de Portland. Constituida por una base elíptica en la que figuran, aparte de la inscripción conmemorativa, los símbolos de campo, político y guerrero; elementos básicos en la trayectoria de la vida del caudillo remensa.
Sobre esta base se elevan dos columnas de 6 metros de alto como referencia de la firmeza de su proceder, unidas por una zona horizontal donde figura un retrato imaginario de Francisco de Verntallat, junto con los escudos de armas que poseía.
 
 
 


Sant Miquel de Falgars o Castelló
Sant Miquel de Falgars o Castelló. Es una pequeña iglesia a la que se puede acceder desde San Pedro de Falgars o bien siguiendo el camino que sale de Hostalets y que llega de forma muy directa. Se disfruta de magníficas vistas sobre el Valle. También hay un refugio de montaña, (antigua fuerza de los vizcondes de Bas). Para utilizarlo es necesario ponerse en contacto con el GEIEG.
También se puede llegar al Coll de Barcons por el camino de los Lanceros, que es poco utilizado y conocido, pero que ofrece panorámicas sobre el Collsacabra, el macizo de Cabrera y los riscos d´Aiats, y que haciendo pequeñas rodeos sin dificultad también permite disfrutar de vistas inéditas del macizo de Santa Magdalena.
Desde la parte baja del término de Joanetes también se puede acceder a San Miguel de Falgars o Castellón de forma muy directa.


Monumento a la Familia Pagesa
Monumento a la Familia Pagesa. Emplazado en el cruce de la carretera de Olot a Vic y la de Hostalets. El grupo escultórico representa un matrimonio campesino con su hijo, y al lado una alegoría agrícola. Es una obra original del escultor Modest Fluvià, hijo de la zona y fecha de 1972.
El monumento se encuentra muy cerca de donde se ubicó el dedicado a Francisco de Verntallat.

Joanetes

Joanetes

Joanetes

El pueblo de Joanetes encarama en un entorno montañoso y enfajado de gran belleza. Como telón de fondo, el macizo escarpado y agreste del Puigsacalm, dota a este núcleo de gran personalidad. Un crecimiento urbano integrado y sostenido en un entorno tan privilegiado, hace que se le compare a menudo como un pueblo de pesebre. De hecho, cada año durante las fiestas de Navidad se representa un pesebre viviente con gran éxito.
Desde Joanetes la carretera nos conducirá hasta el Coll de Bracons, y si el día es claro, se puede disfrutar de una vista de amplios horizontes sobre las tierras de levante, e incluso se puede llegar a ver la bahía de Roses.
El edificio más llamativo y representativo de Joanetes es su iglesia. Consagrada a San Romano, se encuentra documentada en el siglo XII. El estilo románico de este templo es uno de los más interesantes del Valle. A pesar de los desperfectos que sufrió a consecuencia de los terremotos del siglo XV, se conservan originalmente la fachada, los arcos torales y la pila bautismal.


Sant Pere de Falgars
Sant Pere de Falgars. Se puede acceder desde la carretera de Vic, pasando por la Devesa, ya en el Collsacabra. Se llega a una meseta situada a 954 metros de altura y constituye un magnífico balcón sobre el plan, desde donde se domina una panorámica ciertamente espectacular que llega hasta raya de mar. Es una vecindad prácticamente deshabitado en el que encontramos la iglesia de San Pedro con ábside semicircular y las lesenas lombardas típicamente románicas de los siglos XI-XII. Al lado mismo se encuentra el edificio de las antiguas escuelas restaurado como refugio de montaña.
Desde este lugar se puede tomar un camino que recorre los acantilados de Falgars y que en tres cuartos de hora de caminar por pastos y bancales de gran belleza, nos conducirá a la iglesia de San Miguel de Falgars o Castellón.


Massís del Puigsacalm
Massís del Puigsacalm. Es el conjunto montañoso más emblemático del Valle. Con el pico del mismo nombre (1.515 m.) Es uno de los más altos de la comarca y disfruta de una vista panorámica sobre buena parte de Cataluña, desde el Canigó hasta el Montseny y desde el Mediterráneo hasta Montserrat y cordillera del Berguedà . Se puede acceder desde el mismo Coll de Barcons, a través del camino de Fuente Tornadissa que transcurre mayoritariamente en el término de Sant Pere de Torelló en Osona y enlaza con otros caminos. En los últimos tramos se puede continuar el recorrido en dirección a Santa Magdalena y el Plan Traver.
También desde Joanetes salen algunos caminos para subir al Puigsacalm, como el camino de los Ganchos. Este es más exigente y se afronta por la imponente silueta del risco de Santa Magdalena.


El Pesebre viviente de Joanetes
El Pesebre viviente de Joanetes. Cada año, alrededor de Navidad, el pueblo de Joanetes se transforma en una mágica icono pesebrística que atrae y deja asombrados a miles de visitantes.
Lo que comenzó como una pequeña representación de pocas escenas en el huerto de la rectoría de la iglesia, se ha convertido en un gran escenografía que no deja ni un rincón del pueblo. Moviliza más de cuatrocientas personas y rememora digna y maravillosamente más de medio centenar de escenas propias de Navidad.
Joanetes, revive la ilusión de navidad desde el núcleo del pueblo a todos los rincones de su privilegiado entorno. Un elemento especialmente simbólico y muy bonito para estas fechas, es el montaje de la estrella iluminada más grande del mundo. Se encuentra inscrita en el llbre los récords Guiness y cada año, la gente del pesebre la instal.la a la cima del risco de Santa Magdalena.

Puigpardines

Puigpardines

Puigpardines

Bajo un contrafuerte emboscado de robles, encinas y hayas, que es la vegetación predominante del Valle, sobresale la parroquia de Puigpardines, presidiendo un entorno Solius y silencioso. La iglesia de Santa María de Puigpardines, que en otro tiempo fue monasterio, tiene su origen en el siglo XII, del que se conserva todavía la antigua portada románica, situada en la parte posterior de la actual iglesia, con dos columnas y los correspondientes capiteles.
En el interior se encuentra una notable pila bautismal de inmersión, únicas y relevantes restos del románico que se conservan.


La Fuerza de Puigpardines
La Fuerza de Puigpardines. La parroquia de Puigpardines está estrechamente ligada a la estirpe de una notable familia de caballeros, la cual tenía su fuerza o castillo dentro de la demarcación de la iglesia referida. En las primeras curvas del camino que sale de la casa Toralles en dirección a los parajes de Fontanills, se encuentran emboscadas en medio de setos, algunos restos de la antigua fuerza. Si nos fijamos, podemos ver que se trataba de una construcción sólida y firme. Ya en 1385, Antonio de Puigpardines consta como propietario y residente.

La Ermita de Sant Antoni
La Ermita de Sant Antoni. Poco antes de llegar al pequeño núcleo de Puigpardines, un sendero sube hacia una colina, donde en medio de hermosos prados preside la iglesia. La primera noticia documentada data del 1396.


Subida a Fontanills
Subida a Fontanills. En el lado de arriba del conjunto parroquial de Puigpardines, se afianza el imponente pero de Toralles.
Desde quién sube una carretera que a pie o en vehículo nos llevará hasta los parajes de Fontanills. La presencia de una casa deshabitada sobre una meseta enfajado de pastos, nos permite disfrutar de unas vistas panorámicas espectaculares sobre la llanura de Bas y las montañas del entorno.

Sant Privat d´En Bas

Sant Privat d´En Bas

Sant Privat d´En Bas

El núcleo más primitivo se asienta en un fondo montañoso de gran belleza natural. Preside el horizonte un altivo acantilado donde se recogen las aguas de bosques y barrancos, dando lugar a un espectacular salto de agua, conocido como el Salto del Sallent. Las aguas siguen su curso río abajo -río Gurn- que dando saltos sobre las piedras forma pozas o piscinas naturales que invitan a bañarse.
La iglesia y un reducido grupo de casas rodean estratégicamente la plaza, que queda cerrada ya la que se accede por un pórtico con vuelta, por debajo de una de las casas.
La primera referencia documentada que se posee de la iglesia de Sant Privat fecha de el año 1017.


Ermita de Santa Magdalena del Mont
Subida al Santuario de la Virgen de las Olletes y la ermita de Santa Magdalena del Mont. Esta es una excursión que requiere unas dos horas de decidida, pero agradable ascensión y que goza de mucha tradición por estas tierras.
Poco antes de entrar en el casco antiguo de Sant Privat se puede continuar en vehículo unos dos kilómetros por la carretera a mano izquierda hasta llegar al restaurante de Can Cerro. A medio camino se encuentra un magnífico pinar y el área de picnic de los Pinos, donde las pozas del Gurn permiten disfrutar de un buen baño. Una vez en casa de Cerro, habiendo dejado el vehículo, nace el camino que nos guiará en más o menos una hora hasta la ermita de las Olletes.
Se trata de una antigua y pequeña capilla que recibía tantas hileras de devotos que propició entre 1855 y 1895 la excavación de una cueva aún mayor en la roca viva de la montaña, quedando a cinco metros de alto por ocho de profundidad y 4 de ancho. Una imagen de alabastro de la virgen reposa en su interior, y en la parte superior de la reja de la entrada hay forjadas unas ollas pequeñas que han dado lugar al nombre de este santuario. A pocos metros de la capilla un sendero nos acerca a la Font de les Olletes.
Ermita de Les Olletes
Ya retomamos la ruta de origen y en tres cuartos de hora, un camino pedregoso y en zigzag nos conducirá arriba la ermita de Santa Magdalena del Mont. En el pasado fue San Cornelio y tuvo el rango de Priorat, con canónigos regulares de la orden de San Agustín. Las primeras noticias documentadas datan del año 998.
La iglesia se modificó el siglo XVIII, pero conserva el ábside y la bóveda semicircular de su primitiva estructura románica. Junto a la ermita encontramos el refugio Emilio Triadú, que había sido una antigua granja. Para utilizarlo hay que ponerse en contacto con el ayuntamiento. Si finalmente subimos a lo alto del pendiente -zona de las antenas – (Puig Cornelio) el esfuerzo se verá premiado con una espectacular panorámica.


El Salt del Sallent
El Salt del Sallent. Está situado en el arroyo del Sallet. Se puede acceder a la parte alta del Salto desde el mismo parque de Can Turó, en Sant Privat, a través de dos caminos: el camino de los matxos y el camino de les Escales, uno por cada lado del salto. Una vez arriba se puede contemplar una panorámica excelente de la Plana d´en Bas y de buena parte de la Garrotxa. También se puede enlazar con caminos procedentes de Sant Privat y de Joanetes.
 
 
 
 
 

El Mallol

El Mallol

El Mallol

El topónimo Maiol o Mallol, no se registra documentalmente hasta el año 1176 y parece que podría provenir del cultivo de Maioles o viñas jóvenes: viñedos que hoy han desaparecido prácticamente de toda la comarca.
Esta villa se asienta de forma majestuosa sobre el más vistoso y estratégico colina del Valle. Antiguamente, esta aldea fue residencia de los vizcondes de Bas. Poseía un castillo o fuerza, fuertemente amurallada de la que ya se tienen referencias en 1204. La villa era el centro de la administración vescomptal. En la actualidad y entre todas las construcciones cabe destacar la casa del Veguer, la prisión o casa del Notario que ejerció estas funciones para todo el Valle hasta la penúltima década del siglo XIX.
Los terremotos del siglo XV afectaron el castillo y hoy en día ya no queda ningún vestigio.
La iglesia actual, dedicada a San Bartolomé, está ubicada en el mismo lugar que ocupaba la antigua capilla de San Justo, construida fuera del recinto del castillo después de los terremotos de 1427.
Mallol-2
La Villa, celebra anualmente los días 6 y 7 de diciembre una de las ferias con más eco de la región, la Feria de San Nicolás. Los orígenes de esta feria se remontan a un Privilegio firmado por el Rey Pedro III (IV de Aragón) en 1377.
También es notorio destacar que en la falda de este cerro y en una masía aún existente, una placa rememora el nacimiento y estancia de Francisco de Verntallat, caudillo de la rebelión remensa y defensor de las libertades. Este personaje, en su tiempo alcanzó un prestigio de primer orden y fue el primer firmante como síndico de los remensas en la memorable sentencia arbitral de Guadalupe.


Francesc de Verntallat
Francesc de Verntallat. Francisco de Verntallat de la saga de los Puigpardines, organiza el primer sindicato agrícola Europeo para la defensa de los remensas y la supresión de los malos usos.La su constancia y dotes de organización así como su diplomacia consiguieron de Fernando el Católico, la sentencia arbitral de Guadalupe de 1486 que libera a los agricultores catalanes de la servidumbre y cambia la historia social de Cataluña.
Verntallat es un personaje histórico, no sólo catalán sino también europeo, ya que consiguió lo que ningún país de Europa no había conseguido: la liberación de los serbios de la gleba 300 años antes de la revolución francesa.

La Pinya

La Pinya

La Pinya

Situado en el extremo norte del Valle, entre las sierras de la Rauta y de San valentín, se encuentra el pueblo de la Piña. El topónimo Piña ya se encuentra documentado en el año 958. La iglesia parroquial de Santa María data del siglo X y está situada en el centro del pequeño núcleo urbano. Fue consagrada por el abad Oliva el 1022. Conserva pocos vestigios románicos y, la mayoría de añadidos y modificaciones son del siglo XVIII.
La talla románica de Santa María de la Cabeza, denominación dada por la desproporción de la cabeza, era muy venerada por la gente de la comarca y invocada por quienes padecían enfermedades de la cabeza. La imagen perdida durante la guerra civil española, se substitur por el actual de alabastro, obra del escultor Modest Fluvià. Es también de especial interés la pila bautismal románica de inmersión, del siglo XII, procedente de San Juan de los Balbs.
Dando la vuelta a la iglesia se puede contemplar unos amplios y singulares lavaderos públicos, muy cerca de la plaza y que son los únicos en el Valle en buen estado de conservación.


Sant Joan dels Balbs
En el mismo término municipal destacan San Juan de los Balbs, una de las iglesias románicas de más relevancia del Valle, estratégicamente situada desde el siglo X en la falda de la sierra de Rauta.En planta de una sola nave, y aunque algunos añadidos posteriores, conserva una estética pura y austera. Antiguamente fue parroquia, y la primera noticia documentada data del 977.

Lugares para Visitar en el Mapa

 

Comienza en el pueblo de Els Hostalets d´En Bas (Garrotxa). Dejaremos el coche en el parking a la entrada del pueblo e iremos caminando por el carrer Teixeda, calle principal del pueblo, hasta llegar a la iglesia.


RUTA WIKILOC

DESCARGAS
Medio
4fuera de 5
Itinerario
8fuera de 5
Desplazamiento
8fuera de 5
Esfuerzo
12fuera de 5

2

2 fuera de 5
Razonable


Rutas Relacionadas

Circular: De Sant Feliu de Codines a Sant Quirze de Safaja

Ruta fácil que la he calificado como moderada por su longitud. Aunque no presenta ninguna dificultad. Es una combinación de

Castellet – Penyafort – Castellet

Variada ruta circular desde Castellet que une el conjunto medieval de Castellet y la ermita de San Miguel con el

Por los Restos Megalíticos de Aiguafreda

  COMO LLEGAR Pasaremos por ruinas de antiguos monumentos megalíticos, o en algunos casos, lo poco que quedan de ellas.

Sin Comentarios

Escribir un comentario
¡Sin Comentarios Aún! You can be first to comment this post!

Escribir Un Comentario

Su dirección E-mail no será publicada
Los campos marcados son necesarios*