Ruta Prehistórica de la Roca del Vallès

Ruta Prehistórica de la Roca del Vallès

descripción Ruta Prehistórica de La Roca del Vallès

La Roca del Vallès, Vallès Oriental, Catalunya, España

Moderado Moderado




Dificultad Dificultad: Moderada.

Distancia Total Distancia Total: 14, 63 Kms.

Altitud_Máxima Altitud Máxima: 546 mts.

Altitud_Minima Altitud Mínima: 197 mts.

Desnivel Desnivel Acumulado: 43 mts.

Tiempo Total Tiempo Total: 7 h. 46 min.

Punto de Salida Punto de Salida: Urbanización “La Pineda” de La Roca del Vallès.

Punto de Llegada Punto de Llegada: Urbanización “La Pineda” de La Roca del Vallès.


Ficha Técnica de la Ruta: ¿Qué es el índice IBP?


© Copyright José Luis Cañigueral.

Ruta fácil, divertida y variada por la gran cantidad de situaciones que te vas encontrando por el camino.

Comienza en la urbanización “La Pineda” cerca de la Roca del Vallès. Subimos a la parte mas alta por la calle de La Ruta Prehistórica que acaba en una plaza. Un poco antes de llegar, hay una calle estrecha y empinada, calle de La Roca Foradada, al final a mano izquierda se acaba en un camino cerrado por una cadena. Aquí podemos dejar el coche y comenzar la ruta señalizada por marcas azules y por blancas y amarillas de la PR C-36.

Empezamos la ruta siguiendo una pista sin asfaltar adentrándonos en el bosque hasta llegar a los pocos metros a la primera señal indicándonos a mano izquierda el Dolmen de Can Gol II y a la derecha la Roca Foradada de Can Gol, roca granítica de grandes dimensiones con un gran agujero artificial tallado por el hombre primitivo. Visitamos esta última y tras volver al camino principal visitamos el Dolmen. Volvemos al camino principal y seguimos hasta La Pedra de les Orenetes. Se trata de un gran bloque granítico irregular erosionado, lleno de cavidades cóncavas de formas curiosas donde hay pinturas rupestres muy poco visibles y en mal estado. Detrás mismo comienza el sendero que nos llevará al Domen del Céllecs o Cabana del Moro. El megalito es como Can Gol II pero sus dimensiones son mas grandes. El topónimo Cabana del Moro es un nombre común que definía, sobre todo a la Edad Moderna, una construcción antigua de origen desconocido.

Seguimos hasta la cima del Turó del Castell o de Mataró (506 mts) donde divisaremos una panorámica del Vallès. Bajaremos del Turó y seguiremos al siguiente por un sendero, el Turó de Céllecs (534 mts), donde hay restos dispersos en medio de la vegetación y restos de un poblado ibérico. Volveremos a bajar y seguiremos al tercer Turó, el Turó Rodó (529 mts), con una gran antena y un vértice geodésico.

Tras descender a la pista principal nos acercamos a un mirador con unas vistas excelentes. Tras regresar a la pista volvemos a visitar otro mirador con una gran zona de escalada.

Seguimos la ruta hasta llegar a la ermita de Sant Bartomeu de Cabanyes. Se trata de una sencilla construcción románica del siglo XI-XII adosada a una pequeña casa de ermitaño.

Continuamos hacia el Bosc Màgic d’Òrrius donde podremos admirar 2 esculturas esculpidas en piedra, una cabeza de elefante sobre una gran piedra que simula el cuerpo y un indio Moai de la isla de la Pascua.

Seguimos el sendero hasta volver a encontrar La Ruta Prehistórica. Seguiremos hasta encontrar el Prat del Rei o del Molí. Se trata de un bloque de piedra situado al margen del camino con un vacío den forma de cazuela esculpido por el hombre prehistórico.

Continuaremos descendiendo hasta llegar a la Pedra de les Creus. Se trata de una gran roca gravado en su parte superior por una gran cantidad de cruces y símbolos de origen desconocido. Algunos se cree que podrían pertenecer a la época prehistórica.

Siguiendo el camino de descenso terminaremos uniéndonos al camino inicial, no muy lejos de la Roca Foradada y el Domen Can Gol II, hasta el inicio de la ruta.

Índice MIDE ¿Qué es el MIDE?

 

Lo Mejor de Esta Ruta

  • La Roca Foradada de Can Gol. roca granítica de grandes dimensiones con un gran agujero artificial tallado por el hombre primitivo.
  • la Pedra de les Creus. Se trata de una gran roca gravado en su parte superior por una gran cantidad de cruces y símbolos de origen desconocido. Algunos se cree que podrían pertenecer a la época prehistórica.
  • El Bosc Màgic d’Òrrius . Una de las causas por las que se llama así, es por las curiosas figuras que se encuentran talladas en la piedra. Hay quien le atribuye a estas piedras significados esotéricos, aunque la realidad debe ser que estas piedras fueron talladas hace unos cuarenta años por un escultor de la zona sin ningún otro sentido que modelar más lo que a él le sugerían las piedras.

 

Sabias Que…….

El Bosc Màgic d’Òrrius, Es un bosque lleno de leyendas y misterio donde se dice que practican akelarres y sacrificios en el pasado.

No te Pierdas……….

Visitar El Castell de La Roca del Vallès, La situación del castillo es bastante privilegiada, se asienta en un pequeño cerro junto al rio Mongent, y rodeado de una espesa arboleda de la cual emerge esta impresionante construcción. Las primeras noticias del castillo las encontramos en el año 932 y el origen de la población fue un antiguo asentamiento romano, denominado Castro Morino en etapas medievales.

La Ruta Prehistórica

El megalitismo (del griego “megas” -grande- y “lithos” -pedra-) se define como un fenómeno constructivo funerario caracterizado por tumbas construidas con losas de grandes dimensiones.

El hecho de que el megalitismo se encuentre presente en toda Europa Occidental propició que, en un inicio, se considerara como un único fenómeno, con un punto de origen (situado en Oriente Próximo) desde donde se habría ido extendiendo, poco a poco, hasta llegar a nuestra región. Sin embargo, los avances en la investigación del último cuarto del siglo XX, gracias a la aplicación de técnicas analíticas como el Carbono 14, han demostrado como no se puede establecer un único punto de origen sino que se trataría de un fenómeno multifocal que se habría producido entre el V y el IIIer milenio aC.

En Cataluña este fenómeno se encuentra presente, en su mayoría, en la zona norte y centro, disminuyendo la presencia de estos monumentos a medida que avanzamos hacia el sur. Cronológicamente se sitúan, en primer lugar, las cistas de túmulo de mediados del V milenio aC del área del Empordà. Estas cistas son las que evolucionarían, entrada ya la primera mitad del IV milenio aC, hacia los sepulcros de corredor. De estos últimos se derivan las galerías catalanas que a finales del IV y principios del III milenio aC, se extienden ya desde el Rosellón hasta el corredor litoral.

Es, pues, precisamente en este momento que hay que meter la mayoría de los diferentes monumentos que conforman tanto la Ruta Prehistórica de la Roca como los localizados en sus alrededores y que ocupan el territorio de la Cordillera Prelitoral y el Vallès Oriental. A estos hay que añadir, en el transcurso ya del III milenio aC, la construcción de los dólmenes simples y de las cistas megalíticas.

Durante la prehistoria, cuando una persona moría todo su grupo se implicaba en la preparación y realización de todos los rituales necesarios para su entierro. La comunidad perdía uno de sus miembros y debía ser enterrado con los antepasados ​​para poder continuar juntos en la vida de ultratumba.

Este sentimiento de grupo es lo que hacía que los diferentes individuos fueran enterrados en un mismo monumento funerario o conjunto de monumentos funerarios, ya sea cuevas, dólmenes o hipogeos. En este sentido la Ruta Prehistórica de La Roca constituye un claro ejemplo de lo que podría tratarse de conjunto funerario.

La creencia en la vida de ultratumba hacía que el muerto fuera acompañado por objetos que debían serle útiles en el más allá. Es por esta razón que a menudo encontramos colgantes, collares, herramientas y alimentos de todo tipo a su lado. Estos eran depositados como ajuar por los miembros de su comunidad. No podemos descartar, además, que tiempo después del sepelio se realizaran ceremonias en recuerdo a los antepasados, ya sea en los mismos monumentos funerarios ya sea en otros lugares dedicados al culto ideológico del grupo. Podríamos incluir aquí la Piedra de las Golondrinas? La investigación arqueológica lo tendrá que aclarar.

¿Como se hacían?

La construcción de un dolmen requería del trabajo colectivo de un grupo de personas bien organizadas. En primer lugar, había que extraer las piedras y cortarlas con el tamaño y forma deseadas. Normalmente para obtener la piedra se aprovechaban las grietas ya existentes en los afloramientos rocosos. Una vez identificadas, había dos métodos generales para cortarlas. Por un lado se introducían cuñas de madera impregnados de grasa y se hacían quemar. A continuación, se vertía agua Frada para apagar el fuego. Esta alternancia entre calor y frío provocaba un choque térmico que hacía crecer las grietas y, finalmente, y con la ayuda de cuñas y masas llevaba la extracción final de las losas.

Una vez conseguían los bloques, había que trasladarlos al lugar donde se iba a construir el dolmen. Estos bloques podían llegar a pesar muchas toneladas, por eso había algún mecanismo que ayudara al grupo a mover las grandes piedras. Para mover estas grandes piedras los hombres y mujeres del grupo seguramente debían colocar troncos abajo y los harían rodar. Las piedras debían ir ligadas con cuerdas para facilitar su tiro, ya fuera por tracción humana o animal.

Llegados al lugar elegido era necesario levantar las piedras y asegurarlas para que no cayeran. Por este motivo, normalmente, se cavaba un agujero o “fosa de cimentación” donde, con cuñas y palancas de madera, se introducían las piedras y se cuña con piedras y tierra. Después estos agujeros se acababan de rellenar con más tierra y piedras de tamaño menor.

La colocación de las diferentes piedras llevaba a la delimitación del espacio interior, llamado cámara. Así pues, una vez construida esta cámara se apuntala su interior con troncos y se construía el túmulo que debía servir para asegurar su estabilidad. Este túmulo estaba formado por tierra y piedras. Estas últimas, se colocaban en forma de anillos concéntricos alrededor de toda la cámara y servían como sistema de contención de la tierra.

Finalmente, una vez construido el túmulo sólo faltaba instalar la losa de cubierta de la cámara. Para trepar la aprovechaba la pendiente del túmulo a modo de rampa. Así, una vez ligada la piedra con cuerdas esta era arrastrada y empujada por el grupo hasta que conseguían colocarla en lo alto de la construcción.

Ruta Prehistórica

Roca Foradada

Es un bloque granítico de forma esférica, que forma parte interior de una cavidad artificial que mide 2,40 m de llargada por 1,60 m de ancho y 1,30 m de alto. L’entrada es de forma circular, llego apuntado a la parte superior, que puede sugerir en algún momento que podría haber estado construido en la época del Gótico.
Tota la zona va ser objeto de prospecciones arqueològiques superficiales, especialmente desde los años 40, en el decurs de les quals, tant sols es van trobar algunos fragmentos de ceràmica “grollera de les mateixes característiques que l’apareguda en la resta d’elements sepulcrals megalíticos de la zona “y algunos fragmentos de època ibèrica, cronològicament muda posterior al monumento.


Ruta Prehistórica

Pedra de Les Creus

Se trata de un bloque de granito, grabado en la parte superior con numerosas cruces y otros signos de difícil interpretación, algunos de los cuales podrían fecharse a la época prehistórica, a partir de paralelos existentes, como el de la Roca del Sacrificios de Capmany, en el Baix Empordà. En el mismo bloque, también se grabó las palabras AÑO y ROCA, que corresponderían a fechas recientes.

Los petroglifos, que están grabados profundamente en la roca, se conservan en un buen estado.


Ruta Prehistórica

El Bosc Màgic d’Òrrius

Una de las causas por las que se llama así, es por las curiosas figuras que se encuentran talladas en la piedra. Hay quien le atribuye a estas piedras significados esotéricos, aunque la realidad debe ser que estas piedras fueron talladas hace unos cuarenta años por un escultor de la zona sin ningún otro sentido que modelar más lo que a él le sugerían las piedras.

Un elefante, la cabeza de un indio y un Moai son las figuras que hay en este bosque lleno de grandes piedras naturales.

Tenga o no otros significados estas piedras, el caso es que es un lugar bonito y curioso para pasar un agradable día de monte.

 

Lugares para Visitar en el Mapa

 

Comienza en la urbanización “La Pineda” cerca de la Roca del Vallès. Subimos a la parte mas alta por la calle de La Ruta Prehistórica que acaba en una plaza. Un poco antes de llegar, hay una calle estrecha y empinada.


RUTA WIKILOC

Powered by Wikiloc
DESCARGAS
[Total:0    Promedio:0/5]
Medio
16fuera de 5
Itinerario
12fuera de 5
Desplazamiento
12fuera de 5
Esfuerzo
16fuera de 5

3.5

3.5 fuera de 5
Moderado

Etiquetas asignadas a esta ruta
La Roca del VallèsRuta Prehistórica

Rutas Relacionadas

De Sant Quirze de Besora als Bufadors

La Ruta comienza en la estación de RENFE de Sant Quirze de Besora. Detrás de la estación comienza la GR-210

Circular: De Castelldefels Playa a La Morella

Ruta que la he calificado como moderada no solo por su longitud sino también por la gran cantidad de piedras

Circular Castellet – Puig de l ´Àliga

Ruta fácil recorriendo el Parc del Foix desde Castellet, Pantà de Foix, Turó de les Tres Partions hasta el Puig

Sin Comentarios

Escribir un comentario
¡Sin Comentarios Aún! You can be first to comment this post!

Escribir Un Comentario

Su dirección E-mail no será publicada
Los campos marcados son necesarios*