De Sant Quirze de Besora a Ripoll siguiendo el Ter (GR-210 y GR-151)

De Sant Quirze de Besora a Ripoll siguiendo el Ter (GR-210 y GR-151)

descripción De Sant Quirze de Besora a Ripoll siguiendo el Ter (GR-210 y GR-151)

Sant Quirze de Besora, Osona, Catalunya, España

Moderado Moderado




Dificultad Dificultad: Moderada.

Distancia Total Distancia Total: 20, 04Kms.

Altitud_Máxima Altitud Máxima: 780 mts.

Altitud_Minima Altitud Mínima: 580 mts.

Desnivel Desnivel Acumulado: 589 mts.

Tiempo Total Tiempo Total: 7 h. 00 min.

Punto de Salida Punto de Salida: Estación Rodalies Sant Quirze de Besora.

Punto de Llegada Punto de Llegada: Estación Rodalies Ripoll.


Ficha Técnica de la Ruta: ¿Qué es el índice IBP?


© Copyright José Luis Cañigueral.

Continuamos siguiendo el curso del rio Ter. En la etapa anterior llegamos a Sant Quirze de Besora procedentes de Torelló .En esta jornada regresamos a Sant Quirze en tren para andar el tramo hasta Ripoll.

En esta etapa el paisaje cambia radicalmente de lo que habiamos visto hasta ahora en las 3 etapas anteriores. Pasamos de la llanura de Vic y bosque de ribera, a paisaje prepirenaico con fuertes desniveles. Esta vez el rio Ter no lo vamos a tener visible en todo momento, aunque escucharemos su ruido, ya que lo seguiremos desde la montaña.

La ruta comienza en la misma estación de Adif de Sant Quirze de Besora. Saliendo de la estación guiraremos hacia la izquierda por un camino de subida. Allí ya vemos la indicación de la Ruta vora del Ter GR-210.

El camino nos llevará hacia la primera parada, El Castell de Montesquiu. Entramos dentro del recinto para hacer la obligada fotografía. Una vez llegado al castillo volvemos por donde hemos venido y una vez fuera, en frente de la caseta del guarda, sale un sendero de bajada y la primera señal de la GR-151 conjuntamente con la GR-210 hacia La Farga de Berbié que la seguiremos casi toda la ruta.

Bajamos hacia los Quintans de la Solana. Cuando llegamos al Serrat de Montesquiu tenemos una vista aérea de la hondonada del Ter. Pasamos por la Font de les Planeses y cruzamos el Rec de la Font para hacer frente a un tramo de subida notable por el Serrat de la Ginesta o de l’Horta. Más adelante cruzamos por el vecindario del Solell, adjunto a la antigua colonia textil de la Farga de Bebié.

El camino nos lleva delante de la estación de tren. Después, bajamos hasta una explanada ajardinada que tenía varios usos (zona deportiva y de recreo). Seguidamente, pasamos bajo las vías dejando la ermita de la Mare de Déu del Carme a nuestra izquierda. Cruzamos el Pont de l’Entrada y continuamos por la carretera N-152 unos metros.

Pasado el Revolt de la Farga las GRs 210 y 151 se separan. A partir de ahora seguiremos la GR-151 por unas escaleras, a la derecha, que bajan hacia el río. Allí cruzaremos el Ter por el puente de hierro de las vías del tren. El puente dispone de un paso de peatones. Una vez pasado el puente a los pocos metros nos desviaremos hacia la derecha pasando por la antigua caseta del guarda y un prado con abundante hierva.

Un poco mas adelante el camino sube por un bosque hasta el Mas y la ermita de Sant Moí.

La ermita de Sant Moí es del siglo XIX y pertenece al municipio de Santa Maria de Besora. Está al lado de la derruida masía de Can Moí.

Dejamos atrás la ermita y seguimos por la pista hasta encontrar una cuesta de roca blanca. En este punto tomamos el sendero de la izquierda. Nos encontramos en la zona oeste de la serra de Bufadors. El sendero nos sitúa en la orilla del torrent de Llaés que no hará falta cruzar. Bajaremos a las rocas y al lado de un pequeño salto de agua, vemos las señales de la GR que siguen por un sendero de fuerte subida.

Vamos cogiendo altura por la Serra de Monsull dejando, a nuestra izquierda, la Riera de Vallfogona. Después de una buena subida, alcanzamos una pista bastante ancha por la que continuamos la ruta. El camino va perdiendo altura hasta cruzar la Riera de Vallfogona. Volvemos a subir hasta llegar al Coll de Maranyic donde encontramos hasta cuatro posibles caminos a seguir.

Seguimos en la misma dirección por la que veníamos y bajamos hacia el Ter. Cuando llegamos a la Torrentada del Poncet, cruzamos por debajo de las vías y continuamos por orilla del río. Un poco mas adelante en un paso a nivel sin barrera, se unen otra vez las GR 210 y 151.

Caminamos junto al Ter y las vías del tren durante bastante rato. Pasamos cerca de la Minicentral Hidroeléctrica de La Corba y continuamos hacia la colonia Santa Maria, Aquí, el camino atraviesa uno de los edificios por un “túnel”. Cuando estamos al otro lado, nos dirigimos hacia un paso bajo las vías que nos llevará a cruzar el Ter por un puente.

En el último tramo de esta ruta continuamos por un camino que avanza encajonado entre la carretera, que queda a la izquierda, y el río, que queda a la derecha. Seguiremos en esta dirección hasta llegar a Ripoll donde finalizamos delante de la estación de tren.

ETAPAS DEL CAMINO DEL TER (GR-210)

Etapa 1: De Vic a Manlleu por las Rutas del Gurri y del Ter GR-210

Etapa 2: De Manlleu a Torelló siguiendo el Ter (GR-210)

Etapa 3: De Torelló a Sant Quirze de Besora siguiendo el Ter (GR-210)

Índice MIDE ¿Qué es el MIDE?

 

Lo Mejor de Esta Ruta

  • Castell de Montesquiu. Se tiene constancia documental de su existencia desde el siglo XIII. Su origen parece poder encontrarse en una pequeña guardia o atalaya de planta rectangular que probablemente se construyó entre los siglo X y XI. Se encuentra vinculado al castillo de Besora, verdadero centro de poder del término durante la Baja Edad Media. En el siglo XVII, de manos de Lluís de Descatllar, el casal (castillo) sufre importantes modificaciones de ampliación, mejoras interiores y ampliación de la fachada N. A principios del siglo XX, es objeto de los principales retoques que le confieren la fisonomía actual. En el año 1976, su último propietario, Emili Juncadella, cedió a la Diputación de Barcelona el castillo y la finca. Actualmente el edificio se ha adaptado para ser visitado y para que en él puedan realizarse actividades pedagógicas, reuniones o seminarios.
  • Colonia La Farga de Bebié. La colonia, extendida a ambos lados del Ter, en un meandro muy pronunciado, está compuesta por las dos fábricas, las dependencias de la empresa, varios bloques de viviendas, una iglesia, una pista deportiva y un apeadero de tren. El estado de las viviendas de los trabajadores es diverso: las viviendas de los Sunyers, al norte, es un bloque en forma de U de planta baja y tres pisos. Las viviendas Tibidabo, a raíz de carretera, son cinco bloques alineados con cubierta a dos vertientes, actualmente abandonados. Las viviendas Conangle, cerca de la fábrica nueva, son dos bloques con cubierta a cuatro vientos y una vivienda aislada, que tienen contraventanas de estilo suizo. La iglesia, abierta al culto, es dedicada a la Virgen del Carmen y, a su sótano, había tenido la escuela El aspecto general de la colonia, especialmente en la banda derecha del río (las Llosses) es bastante deficiente, con muchas viviendas abandonados La industria textil de la Farga de Bebié fue fundada en 1899 por el suizo Edmund Bebié. Se amplió pronto al otro lado del río, cuando la Farga compró el Carburo de Arriba, que no daba un rendimiento suficiente. Las viviendas más antiguos son los Tibidabo. En los años veinte se construyeron las viviendas de los Sunyers y Conangle, mientras que la iglesia es de los años cincuenta. Las viviendas Tibidabo están abandonados desde los años noventa y la mayoría de los Sunyers también.
  • Colonia Santa Maria.Colonia situada entre el río, la línea de tren y un camino vecinal y la carretera. En la vertiente derecha del río quedan las viviendas de los obreros, y la fábrica, la iglesia, la residencia, las viviendas del personal y los jardines quedan al margen izquierdo. Las viviendas de los obreros, pensados para 78 familias, están formados por tres bloques de tres plantas, con aberturas copas con ladrillos pintados de color rojo y cubierta a 2 y 4 aguas, de teja árabe. Al otro lado de la carretera está la residencia, de 100 plazas y construida en los años sesenta para trabajadoras de la fábrica venidas de fuera, la iglesia, construida en 1923 y reconstruida en 1943, las oficinas y la vivienda del director El 3 de diciembre de 1920 SAPHIL adquiere la fábrica, la colonia y el salto. En 1924 se creó la cooperativa obrera. En los años cuarenta SAPHIL era propietaria de una superficie de 50.012 m2, de los cuales 13.068 m2 eran edificados. En 1963 se construyó la residencia, con el fin de servir de vivienda y de escuela de las chicas venidas para trabajar en la fábrica desde varios puntos de España. En cuanto a las viviendas de los obreros, en 1944 se redactó un proyecto que preveía un campo de deportes, un apeadero de tren, una farmacia, entre otros, que no se llegó a realizar. Estas viviendas están abandonados desde los años ochenta.

 

Sabias Que…….

La colonia de Bebié, es también conocida por unos hechos ocurridos el 17 de Junio 1981 en el cual la Guardia Civil de la colonia y miembros del GRAPO iniciaron un tiroteo durante el cual hubo cuatro grapos muertos y un guardia herido.

No te Pierdas……….

Visitar El Castell de Montesquiu, Desde sus orígenes, la primera noticia data de 1285, la casa fuerte de Montesquiu fue concebida como residencia de los señores del término de Besora. En el siglo XIX, la casa pasó a manos no nobiliarias y el año 1976, por orden expresa del último propietario, Emili Juncadella, el castillo y la finca pasaron a manos de la Diputación de Barcelona, que la convirtió en Parque Comarcal…

Parc del Castell de Montesquiu

Es uno de los 12 espacios naturales gestionados por el Área de Espacios Naturales de la Diputación de Barcelona y está situado en la región prepirenaica oriental, en el extremo norte de la comarca de Osona, y ocupa parte de los términos municipales de Montesquiu, Sant Quirze de Besora, Santa Maria de Besora y Sora. El Parque tiene una superficie de 546,45 hectáreas y su territorio está dividido en dos partes por el curso del río Ter. Presenta altitudes que varían entre el 580 y los 850 m.documento de la fundación de la panadería, privilegio que otorga la Corona a través del alcalde general de Cataluña. La peste ataca en los años 1348, 1381 y, la peor, en 1397. En estos años, muchas casas y masías quedan deshabitadas.

El paisaje del Parque del Castillo de Montesquiu se caracteriza por un relieve atravesado por varias alineaciones montañosas orientadas en un sentido este-oeste, entre las que destacan la sierra de Sopladores y la loma de la Rovira. La zona comprende bosques de robles y de pino rojo y antiguas masías, algunas de las cuales se han habilitado para desarrollar actividades pedagógicas o para mantener la actividad agraria. Con todo, el elemento más característico del Parque es el castillo de Montesquiu, que le da el nombre.

El paisaje del Parque ha sido profundamente transformado por la mano del hombre. Se distinguen cuatro unidades principales: los bosques, los prados, la vegetación de ribera y los cultivos. El bosque mayoritario es el robledal de roble pubescente. Hay grandes zonas, pero, en las que domina el pino silvestre. En general, el roble se instala en las solanas y en los llanos, mientras que el pino rojo lo hace en las umbrías. También encontramos manchas de vegetación típicamente centroeuropea, compuesta por hayas y tilos. El bosque es espeso y ofrece cobijo a una gran diversidad de fauna.
La vegetación de ribera se distribuye en forma de franjas estrechas a la orilla de los cursos de agua y presenta una gran variedad de especies, como el olmo, el álamo, el sauce, el aliso y el plátano. La riqueza faunística de este ambiente es también bastante notable.
Los cultivos, distribuidos alrededor de las principales casas de la zona, son dedicados fundamentalmente al forraje y al cereal. En los bordes del Ter extienden bancales dedicadas al cultivo de huerto.

Lugar de paso entre las montañas del Ripollès y la Cerdanya y las llanuras de Osona, el ámbito del Parque ha sido idóneo para el establecimiento humano desde épocas muy antiguas. Los testimonios arquitectónicos más notorios se remontan a la alta edad media. El mismo castillo de Montesquiu, la pequeña iglesia de San Moí, los restos del camino de Llaers, el puente de las Codines o las evidencias de las primitivas strada constituyen los elementos más significativos de la edificación medieval en el Parque.

Si bien ciertas masías como las Codines, las Planeses, la Casanova, San Moí, la Solana o la granja del castillo tienen un origen medieval, todas ellas fueron objeto de transformaciones importantes, o fueron construidas de nuevo, durante el siglo XVIII.

El castillo de Montesquiu es el monumento más notable del Parque. Está documentado desde el siglo XIII. Su origen parece encontrarse en una pequeña atalaya de planta rectangular, aunque conservada en las estructuras actuales del castillo, que probablemente fue construida entre los siglos X y XI. El castillo es una gran casa de origen medieval con añadidos y modificaciones de épocas posteriores. Utilizado durante la Edad Media por los señores de Besora estuvo siempre vinculado al castillo de Besora, hoy totalmente en ruinas. A principios del siglo XX sufre las principales modificaciones que le confieren la fisonomía actual. Cedidos por su último propietario, Emili Juncadella, en 1976, el castillo y la finca pasan a ser propiedad de la Diputación de Barcelona, ​​la que ha llevado a cabo la rehabilitación del edificio para garantizar su conservación, revalorizar los contenidos arquitectónicos e históricos y adaptar parte de sus estancias como centro de recursos y convenciones.

Ruta del Ter

Castell de Montesquiu

Es una construcción fortificada situada en Osona, Cataluña. La primera documentación es del 1285, donde figura como casa fortificada y luego pasaría a denominarse castillo, primero como ‘de culebra’ y después ‘de Montesquiu’. Con el de Besora y el de Saderra, formaban un triángulo defensivo.
Durante el siglo XIV viven los Besora. Fue reformado por primera vez por esta familia en el siglo XVII. Una segunda renovación se hizo en el siglo XIX, con el castillo en manos de los Juncadella, añadiendo una escalera gótica, una cisterna, una fuente y un jardín.

En el siglo XX se ha convertido en mansión residencial en perfecto estado pero muy modificado respecto al edificio original. Desde 1976 es propiedad de la Diputación de Barcelona, que celebra diversos eventos y presentaciones. Es la sede principal del Parque del Castillo de Montesquiu, creado en 1986.

La casa fuerte o domus de Montesquiu consta documentalmente a partir del 1337 con motivo de una venta oferta por Ramon de Conanglell a Jaume de Besora, debido probablemente de un empeño. Esta casa fuerte fue inicialmente, y con toda probabilidad, una torre de vigilancia, situada estratégicamente cerca del camino que conducía al monasterio de Ripoll. Dependía del castillo de Besora y en el transcurso de los siglos se convirtió en un centro donde acabaron residiendo los señores de Besora. Posteriormente, las familias de los Canet y los Peguera convirtieron señores de Besora.

Durante la guerra entre la Generalitat y el rey Juan II de Aragón, el castillo vivió jornadas agitadas con el empleo de los agricultores en 1462 y dos años después por los cabecillas Verntallat y Vilacetrú, que apoyaban los remensas y al rey. El subveguería de Vic organizó entonces una expedición para apoderarse del castillo, pero fracasó por su condición inexpugnable. Terminada la guerra, el rey Juan II de Aragón (1463) mandó respetar los derechos de Bernat de Peguera, señor de Besora y Montesquiu, y dictó que la familia Descatllar no fuera más despojada de sus derechos sobre «casa y fuerza de Montesquiu». Los Descatllar acabaron siendo señores del castillo, Narciso de Descatllar convirtió marqués de Besora, hacia el 1699.

Durante la Guerra de Sucesión Española, el castillo de Montesquiu se utilizó para encerrar prisioneros del bando borbónico. Por ejemplo, en 1714, en plena Guerra de los catalanes, los supervivientes valones del combate de Arbúcies estuvieron retenidos. La familia de los Santa Coloma pasó a tener la posesión del patrimonio Descatllar en 1770. El casal de Montesquiu fue comprado por el barcelonés Jeroni Juncadella y Casanoves, siendo restaurado de 1917 a 1920 por su hijo Emili Juncadella. Su buena conservación también ha sido favorecida por haber sido habitado durante mucho tiempo y hasta épocas recientes. Este castillo-casal pasó a poder de la Diputación de Barcelona en 1972 por voluntad de su última propietaria Merced Juncadella. Hoy forma parte de un área llamada Parque Natural del Castillo de Montesquiu, integrada en la red de parques de la Diputación de Barcelona.


Ruta del Ter

Colonia La Farga de Bebié

Es una colonia textil centenaria en pleno declive. Está compartida entre los municipios de Montesquiu y las Llosses, a caballo entre las comarcas de Osona y el Ripollès, y entre las provincias de Barcelona y Girona. Fue fundada en 1895 por el ciudadano suizo Edmond Bebié, por lo que también era conocida como la colonia de los suizos. En el padrón de 2005 tenía 56 habitantes de Montesquiu y 54 de las Llosses. La fábrica cerró en 2008. Tiene estación de ADIF.

La colonia está ubicada a ambos lados del Ter, en un meandro muy pronunciado. Está compuesta por las dos fábricas, las dependencias de la empresa, varios bloques de viviendas, dos torres de los dueños (la torre vieja y la torre nueva), una iglesia, una pista deportiva y un apeadero de tren. El núcleo de la colonia es una gran fábrica de naves, la fábrica vieja. Las instalaciones fabriles se ampliaron en 1917 con la segunda fábrica de planta baja y un piso, situada en el margen izquierdo del Ter. La fábrica nueva tiene una fachada de estilo monumental que marca bien la separación entre ambos niveles. Las puertas y el ventanal de la planta baja son coronados por un friso que sostiene grandes ventanales de arco de medio punto del piso superiores. El cuerpo central destaca por la inscripción de la empresa “Edmond Bebié S.A.” y por el coronamiento a modo de frontón semicircular. Hay varios bloques de viviendas, con un estado de conservación diverso. Las viviendas de los Sunyers, al norte, es un bloque en forma de U de planta baja y tres pisos, con un estilo que recuerda la arquitectura rural suiza. Se accede por una escalinata monumental y consta de veintidós cuatro viviendas repartidas en planta bija y tres pisos, alrededor de un patio interior, con galerías de arco de medio punto en los diferentes niveles y un porche a planta baja. El conjunto, hoy muy deteriorado, tenía lavaderos y una cancha de baloncesto. Las viviendas Tibidabo, a raíz de la carretera N-II, son cinco bloques adosados ​​de tres plantas con cubierta a dos vertientes. Actualmente están abandonados y son los que se encuentran en peor estado de conservación. El aspecto más destacado de este conjunto es son las galerías, con alternancia de ventanales de arco de medio punto. El Balcón del Ter es el bloque de viviendas más moderno. Es un edificio alargado de planta baja y tres pisos, donde se centró principalmente la vida de la colonia, ya que se encontraba el cine, la residencia de las chicas, el café y la fonda. Además, también estaban las tiendas, alineadas bajo el porche de planta baja que da al río: comestibles, lechería, carnicería, economato, etc. Dentro del término municipal de Montesquiu se construyó la iglesia, Conangle y el Solell. Las viviendas Conangle, cerca de la fábrica nueva, son dos bloques de viviendas unifamiliares adosadas, con cubierta a cuatro vientos y una vivienda aislada, que tienen contraventanas de estilo suizo. El Solell (pronunciado solana) es una calle de bloques de planta baja y piso, cerca de la estación de ferrocarril.

La iglesia, abierta al culto, es dedicada a la Virgen del Carmen y, a su sótano, había tenido la escuela.

En el antiguo molino de Rocafiguera, conocido también como el molino de la Farga Vella se había fabricado hierro hasta el siglo XVIII. A principios del siglo XIX la fragua se reconvirtió en molino de harina. Era propiedad de la familia del mas Rocafiguera de Sora, los orígenes remontan al siglo XII. En el siglo XVIII los Rocafiguera adquirieron rango de nobleza y desde el siglo XIX residían en Vic, y arrendaban el molino a diferentes molineros de la zona, el último de los cuales, antes de ser vendido a Edmond Bebié fue Josep Tubau y Vilageliu.

Edmond Bebié Wild era un ingeniero suizo, director y propietario de una fábrica de hilados de lana movida con energía hidráulica, en el río Aar (afluente del Rin) en el cantón suizo de Aargau, cerca de Zúrich. El interés por el río Ter le llegó a través de su hijo Ernesto, que tenía como compañero de estudios aa ciudad de Winterthur, un estudiante de Vic, el cual le habló de las posibilidades de la zona, donde ya se habían comenzado instalar industriales catalanes.

Entonces Edmond Bebié recorrió el Ter buscando un buen emplazamiento, y debía ser entre 1895 o 1896 que compró 400 hectáreas de terreno a ambos lados de Ter a la familia Rocafiguera, un lugar estratégico aprovechando el meandro que aquí dibuja el río, donde se ‘incluía el molino.

La construcción de la fábrica y la colonia incluía una importante obra hidráulica para aprovechar la concesión de 6.000 l / s. El canal de la Cubí, de 450 m de largo, casi todos soterrados, permite conseguir un salto de 10,5 m de desnivel que proporcionaban al principio una fuerza de 600 CV. Este rendimiento se amplió posteriormente hasta los 1000 CV.

La fábrica comenzó a funcionar en 1899, con una producción considerable, que se había ampliado en 1910 hasta 13.312 husos de fiar y retorcer algodón. El periodo de la Primera Guerra Mundia (1914-1918) fue un momento de gran crecimiento, ya que como todo el sector textil tenía mucha demanda. Esto hizo crecer la Farga de Bebié en producción y en viviendas. Al terminar la guerra tenía 600 trabajadores y se había convertido en una de las hilaturas más grandes de Cataluña, con 24.000 púas. Una muestra de la prosperidad de la empresa es que disponía de un taller de cerrajeros y uno de carpintería, y subvencionaba una parte de la energía eléctrica que consumían los habitantes de la colonia. Además, desde 1920, disponía de estación de tren propia para carga descarga. La importancia que iba adquiriendo la Farga hizo que un grupo de vecinos planteara seriamente la segregación del término municipal de Les Llosses y la formación de un municipio propio, 1927. La propuesta llegó al mismo gobernador civil de Girona, el que no atendió las peticiones de los vecinos.

La población que formó la colonia procedía, al principio de Montesquiu y de los pequeños núcleos rurales de los alrededores. Enseguida se fueron añadiendo habitantes procedentes de otras zonas de la comarca del Ripollès y de Osona, y más adelante de otras comarcas de Cataluña, especialmente del bajo Ebro, de diferentes regiones de España, especialmente de Murcia. Durante la década de los 60 del siglo XX sobre todo de Galicia, de donde procedían muchas de las chicas que la empresa misma se encargaba de contratar por cuatro años y los buscaba acogida en la residencia de chicas de las hermanas magdalenas.

La colonia quedó muy afectada por el aguacero del 1940, especialmente el margen izquierdo. Desapareció el edificio de la Fonda, parte de las viviendas y la escuela. Los puentes de la entrada y el de tren en el exterior se tuvieron que rehacer. [5] Sin embargo, los años 40 fue una época de crecimiento espectacular. Las reformas a que obligó a los aguaceros y la renovación de la maquinaria dio paso a la ampliación de la colonia. Se inauguró el cine, el café, el horno de pan y la peluquería, que se añadían a los servicios ya existentes de la tienda de comestibles y la cooperativa de consumo que funcionaban desde 1920.

En cuanto a los elementos arquitectónicos, la fabrica se amplió en 1917 con una nueva nave de planta baja y piso, al lado izquierdo del río. Esta ampliación se hizo cuando la Farga compró el Carburo de Arriba, que no daba un rendimiento suficiente. Las viviendas más antiguos son los Tibidabo. En los años veinte se construyeron las viviendas de los Sunyers y Conangle, mientras que la iglesia es de los años cincuenta. Las viviendas Tibidabo están abandonados desde los años noventa y la mayoría de los Sunyers también.


Ruta del Ter

Colonia Santa Maria

También conocida como el Roig, es una antigua colonia textil del río Ter y antiguo núcleo de población de Ripoll. La iglesia y el Jardín de la colonia son incluidos en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.

La colonia estaba situada a ambos lados de la carretera y del río, entre la línea del tren y el margen izquierdo del Ter, con un puente de acceso desde la carretera y las viviendas. Varios edificios, como los de viviendas, actualmente ya derribados, y otros edificios de servicios, tenían las puertas y las ventanas enmarcadas con ladrillos pintados de color rojo. De este hecho proviene de que popularmente se llamara la colonia como el Roig.

Las viviendas de los obreros, situados al pie de la carretera por el lado oeste, estaban formados por tres bloques de tres plantas, y pensados ​​para 78 familias. Estos edificios, que estaban abandonados desde los años 80 del siglo XX y últimamente ya muy deteriorados y en mal estado, fueron derribados en julio de 2007 a raíz de las obras de desdoblamiento de la C-17 (carretera de Vic a Ripoll). Desde los bloques de viviendas, los trabajadores accedían al resto de instalaciones de la colonia a través de un puente sobre el Ter. Otro edificio interesante es la residencia, situada al otro lado de la carretera, construida en los años sesenta con el fin de servir de vivienda y de escuela de las chicas venidas para trabajar en la fábrica desde otros lugares, con unas 100 plazas. Completan el conjunto la iglesia, construida en 1923 y reconstruida en 1943, las oficinas y la vivienda del director.

Por otra parte, la fábrica, que aún se encuentra activa y en buen estado de conservación, es un edificio de tres plantas y semisótano, de piedra vista. Se trata de una instalación formada por dos cuerpos de edificio en forma de cruz latina, construida en diferentes periodos. La parte más antigua es la cabecera, también hecha en etapas, donde predominan unas grandes aberturas con arco rebajado y enmarcadas con ladrillo visto y una cubierta de teja árabe a dos aguas. La nave de la fábrica presenta varios niveles de tejado, la cual es de uralita. La antigua fábrica está construida con paredes de piedra vista; en el interior encontramos columnas de hierro fundido a cada planta, formando crujías, y la última planta está terminada con una armadura. La fábrica también es conocida como SAPHIL, nombre de la empresa SA Peinaje y Hilatura de Lana.

Antiguamente, la fábrica había hecho funcionar dos turbinas, pero actualmente hace funcionar una, del modelo Kaplan, con una potencia de 530 kW. La central se llama Catalina porque se puso en funcionamiento el día de Santa Catalina.

Esta colonia se encuentra documentada desde 1890. El nombre de Santa María el toma de la antigua masía vecina. En 1903 la sociedad Ramon Bach, Hermanos, constituida el 3 de agosto de 1899, se instaló en la fábrica propiedad de Bonaventura graso. En 1920 la empresa Sociedad Anónima de Peinaje y Hilatura de Lana (SAPHIL), con sede en Terrassa, adquiere la fábrica, la colonia y el salto. En 1924 se creó la cooperativa obrera. En 1945 había 13.032 husos de hilar. La fábrica cerró a finales de los años ochenta y pasó luego a Hilo Genesis, SA, que mantiene la actividad. En la fachada del cuerpo más antiguo se puede leer en letras rojas: Fábrica y colonia de Santa María. En los años cuarenta SAPHIL era propietaria de una superficie de 50.012 m2, de los cuales 13.068 m2 eran edificados. Entre las décadas de los cuarenta y los sesenta del siglo XX, la época de mayor crecimiento de la colonia, se construyó la iglesia y los jardines, obra de Rubió i Tudurí. En 1963 se construyó la residencia para chicas trabajadoras, que provenían desde varios puntos de España. En cuanto a las viviendas de los obreros, en 1944 se redactó un proyecto que preveía un campo de deportes, un apeadero de tren, una farmacia, entre otros, que no se llegó a realizar.

En julio de 2007 se derribaron los edificios de viviendas del lado de la carretera debido al desdoblamiento de la C-17.

 

Lugares para Visitar en el Mapa

 

Continuamos siguiendo el curso del rio Ter. En la etapa anterior llegamos a Sant Quirze de Besora procedentes de Torelló .En esta jornada regresamos a Sant Quirze en tren para andar el tramo hasta Ripoll.


RUTA WIKILOC

Powered by Wikiloc
DESCARGAS
Medio
12fuera de 5
Itinerario
4fuera de 5
Desplazamiento
12fuera de 5
Esfuerzo
12fuera de 5

2.5

2.5 fuera de 5
Razonable

Etiquetas asignadas a esta ruta
GR-151GR-210RipollSant Quirze de Besora

Rutas Relacionadas

De Sadernes a Puig Salarsa por La Vall de Sant Aniol

La ruta comienza en el mismo parking público de Sadernes. Seguiremos por un camino amplio en dirección a Sant Aniol

PR C-42: Sender de Taradell desde Sant Miquel de Balenyà

Ruta moderada por su kilometraje aunque no presenta grandes dificultades. Recorreremos buena parte de la ruta de pequeño recorrido PR

Por los Alrededores de Centelles

  Ruta circular y fácil que comienza en la estación de RENFE de Centelles. Visitaremos el Roc Gros, Collsuspina, Sant

Sin Comentarios

Escribir un comentario
¡Sin Comentarios Aún! You can be first to comment this post!

Escribir Un Comentario

Su dirección E-mail no será publicada
Los campos marcados son necesarios*